Excite

Cómo hacer serpientes con gomitas de forma manual

Si quieres hacer un regalo original, hecho por tí y sin prácticamente gasto, las serpientes de gomita son una buena opción. Saber cómo hacer serpientes con gomitas no es complicado, tan sólo se requiere de un poco de tranquilidad y algo de destreza en las manos. El resultado será inmejorable.

Serpientes de gomita, paso a paso

Para los que le gustan las manualidades, una de las más sencillas de hacer y con mejor acabado son las serpientes de gomitas. Aunque pueda parecer difícil, saber cómo hacer serpientes con gomitas no es complicado.

El primeo paso es fabricar un telar casero si no dispones de uno. Para ello tan sólo tienes que unir con cinta adhesiva dos tenedores del revés, quedando las cabezas unidas pero de espaldas la una a la otra. Una primera goma verde se mete dentro de dos puntas de un tenedor, esta misma se gira, quedando en forma de ocho y se une con las otras dos puntas centrales del otro tenedor. Ahora se colocan dos gomitas entre las puntas centrales, pero sin girarlas.

La goma que se encuentra abajo, en forma de ocho, se saca con un gancho y se coloca cada uno de los lados encima de las dos que se habían introducido a posteriori. Este paso se repite dos veces más. Se pone una goma por arriba, y la que queda más abajo se saca desde las puntas del tenedor y se coloca por encima.

Cada cinco verdes, una negra y dos blancas

Tras las gomitas verdes, se va repitiendo unas cuantas veces más lo mismo, pero cogiendo ya gomas de otros colores para darle más colorido a la serpiente. Cada cinco verdes, coloca una negra y una blanca. Así poco a poco irá surgiendo la cola de la serpiente. Hay que repetir la operación tantas veces como larga se quiera que sea la serpiente.

La cabeza, el paso más complicado

El siguiente paso es ponerle una cabeza a nuestra serpiente. Para ello, las gomas que quedan en las dos puntas del centro del tenedor se estiran para que entren en las cuatro puntas. Ahora, dos gomas unen las puntas laterales del tenedor y otra las dos centrales. Las dos que han quedado abajo, se sacan por encima de las puntas y se colocan arriba.

Seguidamente se pone una goma en las cuatro puntas de un tenedor, y encima de ella, dos gomas que unen los laterales de los dos tenedores y una con las dos puntas centrales. Las que quedan abajo se vuelve a pasar por encima desde abajo para sujetar al resto. Este proceso se repite tres o cuatro veces para darle grosor a la cabeza.

Los ojos, último paso

Ya casi sabes cómo hacer serpientes con gomitas, tan sólo falta ponerle los ojos. Para ello hay que meter una gomita por el interior de cada una de las cuentas de madera. Es más fácil ayudándose de un hilo de costura. En el tenedor se pone ahora una goma en las cuatro puntas, y las gomas de los ojos uniendo las dos puntas exteriores.

Todas las gomas que han quedado debajo, deben ahora ponerse por encima de la última goma que se puso uniendo las cuatro puntas de un lado.

El proceso debe repetirse tantas veces como se quiera tener de grande la cabeza. Cada vez que se pone una goma que una las cuatro puntas de un lado, hay que poner dos más para las puntas de los exteriores y colocar una fila por encima de las de abajo. La última fila en lugar de colocarla por encima se pone en las dos puntas de el medio.

Para la lengua sólo hay que poner en las dos puntas de en medio la lengua, y las gomas verdes que han quedado abajo sueltas, se pasan por encima de la roja. La goma roja de uno de los lados se pone en el otro lado, y la que queda debajo se pasa por encima, haciendo un último nudo de esta manualidad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016