Excite

Cómo vestir bien en todo momento

Bien dicen que la elegancia no se compra con dinero. Si se trata de cómo vestir bien, mucho más importante que llevar la cartera llena es tener claros ciertos conceptos como la armonía y el contraste de los colores, al igual que conocer lo que resulta adecuado para cada ocasión, por ejemplo.

Saber combinar

Aunque pueda parecer un consejo anticuado, llevar los colores y figuras que concuerden es una premisa básica de cómo vestir bien. El rosa con rojo, o el verde con morado, siguen siendo combinaciones prohibidas en cualquier ocasión. A su vez, las rayas con cuadros, o las líneas con figuras, no se ven bien salvo en muy contados casos, por lo que es mejor evitar tales combinaciones.

Un atuendo para cada ocasión

Dependiendo del evento, de la hora del día o incluso de la estación, determinados colores, estilos y conjuntos son adecuados o no. No es lo mismo una merienda dominical que una boda formal, por ejemplo. Al primero, se puede acudir con el atuendo más casual posible, mientras que al segundo un caballero debe ir de traje oscuro y la dama con vestido de fiesta.

Es importante, asimismo, no “sobrevestirse”. Es igualmente inapropiado llevar un traje demasiado elegante y formal cuando la ocasión no lo requiere. En este aspecto la clave es no desentonar, sino vestir en forma más o menos similar que los demás asistentes. Ser elegante implica no llamar excesivamente la atención, sino destacar dentro de la uniformidad.

Estar al tanto de la moda

Esto nos lleva al siguiente consejo: es fundamental estar pendiente de qué se está llevando, sin caer en la esclavitud de los fanáticos de las tendencias. Si usamos alguna prenda o estilo que haya pasado de moda hace ya algún tiempo, luciremos anticuados y desconectados con la actualidad. En este sentido, vestir prendas clásicas, atemporales, siempre será un recurso apropiado.

Un fondo de armario básico

Por último, un aspecto de cómo vestir bien es organizar adecuadamente nuestro guardarropa, teniendo presente ciertas prendas indispensables, que puedan servir para varias ocasiones, si se combinan adecuadamente, además de los complementos y accesorios, pues estos son importantísimos para destacar una prenda de vestir. Lo principal no es tener un número elevado de estas, sino, se insiste, al menos un par para cada ocasión.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016