Excite

Cómo vestir en una boda

Las bodas están llenas de protocolos, tradiciones y supersticiones. Y en el tema moda encontramos muchas de estas cosas. De modo que, si estás preparándote para la próxima boda y no quieres dar la nota por no saber alguna de las reglas básicas, hoy te informamos de algunos detalles importantes para saber cómo vestir en una boda.

El color, el largo y las transparencias

Empezamos por uno de los puntos más importantes al decidir como vestir en una boda, el color. Tenemos una gama inmensa de colores entre los que elegir. Muchas se lanzarán de cabeza al negro, que todo lo tapa y a todas nos queda bien.

Nosotros os animamos a arriesgar, a experiementar y a jugar con los colores más llamativos en las telas más glamurosas. Cuanto más creativas y arriesgadas seais con la elección del color menos probabilidades habrá de encontaros a otras 100 chicas vestidas con un look muy parecido al vuestro.

Solo hay una prohibición, no os vistáis de blanco. El blanco es para la novia, solo para ella, en su día tendrá el monopolio de este color y vosotras no debéis quitárselo. Por lo demás, todo está permitido.

También es importante la elección del largo de vuestro vestido. En este caso no se trata de una prohibición como la del blanco, pero si de unas normas de protocolo que no está de más saber y cumplir.

Si es una boda de día, con ceremónia matutina y banquete a la hora de comer, es preferible elegir vestidos cortos, de cocktel, o incluso, para las mayores de 50 que no se ven con faldas cortas y hombros al aire una buena opción para estas bodas serái el talleur de falda o pantalón.

Si por el contrario la ceremonia y su celebración posterior son por la noche, los trajes largos no solo están permitidos sino que te aportarán un toque de clase y glamour inigualable.

Una vez seleccionado el color, y el tipo de vestido podemos también estar atentas a un último detalle, las transparencias.

Debemos tener en cuenta que si vamos a una boda católica, tendremos que entrar a una iglesia con ese vestido, de modo que llevar un outfit súper sexy escotado hasta el ombligo o con la parte de atrás abierta hasta dónde la espalda pierde su nombre... no es bonito. Al igual que no viene al caso llevar telas transparentes.

Por esto, te recomendamos que no exageres, y si tu vestido tiene un escote de infarto, elige también un chal que le quede a la perfección para la hora de la ceremonia religiosa.

Los complementos perfectos

La mayor parte de complementos serán a tu gusto y dependerán del look que hayas elegido para la ocasión, pero hay un tipo de accesorios que tienen una reglas concretas en las bodas, los sombreros y tocados.

Los sombreros son, por protocolo, complementos para las bodas de día. Si decides ponerte una pamela o cualquier otro tipo de sombrero para una boda mañanera debes recordar que este no se quita, es decir que aquí no se aplica el protocolo de que el sombrero se quita en la mesa, todo lo contrario. Debes salir de casa, o de la peluquería con él puesto y con tu peinado arreglado para llevar el mismo pegado a la cabeza durante todo el día, y no quitartelo hasta que vuelvas a entrar.

Los tocados u otros accesorios para el pelo que están tanto de moda últimamente puedes utilizarlos tanto en las bodas de día como de noche. Te recomendamos que estudies bien tu peinado con respecto al tocado y que compruebes que este no se vaya desprendiendo conforme pasan las horas para evitar salir de casa hecha un pincel y llegar al banquete como si te acabases de levantar con todo caído y descuidado. Haz de la laca tu mejor amiga y prueba entre todas las posibilidades la que resulte más resistente, ¡tendrá que sobrevivir a muchos bailes!

Listas para triunfar

Con todo perfectamente en su sitio y seguras de haber cumplido con todas las reglas de cómo vestir en una boda, estamos listas para salir a la calle y triunfar en este envento. Pero recuerda, siempre por detrás de la novia, la más guapa de este día debe ser siempre y solamente ella.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016