Excite

El piercing y sus cuidados

Ponerse un pendiente es una decisión que no puede ser tomada a la ligera. El piercing tiene unos cuidados que debemos cumplir escrupulosamente sino queremos sufrir infecciónes y otras enfermedades de la piel o músculos que pueden llegar a ser más importantes. Tampoco hay que alarmarse pero sí seguir algunos consejos.

Un arte corporal con ventajas e inconvenientes

Hacerse tatuajes o ponerse pendientes es algo que puede determinar mucho nuestro estilo personal, pero hacerse una de las dos cosas no se pueden hacer desde la irresponsabilidad sino también tener claro que ambas llevan aparejadas consigo unas obligaciones.

El piercing tiene cuidados que debemos cumplir, sobre todo las primeras horas de ponernelo que hará que no suframos infecciones o desgarros. Lo primero es que no vale hacerse el anillado, o agujero, de manera personal o con amigos. Para hacerse más vale que vayas a un sitio especializado o una farmacia, porque sino podemos tener complicaciones.

Es normal que se produzcan ciertas hemorragias cuando se hace el agujero en zonas con mucha circulación como la lengua. Estas zonas no son las más recomendables, por lo que si estás decidido debes ser lo más escrupuloso posible en el personal que te lo vaya a hacer como en seguir las posteriores recomendaciones de higiene para piercings. Es frecuente que sólo tengas que estar aplicándote antisépticos o intainflamatorios para estas zonas complicadas.

Tiene que tener vacunas al día, por que sino el sistema inmunológico ante un problema no reacciona igual de bien. Cuando lo haga además no puede tener infecciones o dolores porque sería perder defensas.

El cuidado de las dilataciones

El piercing y sus cuidados es algo que debe tomarse muy en serio. En los últimos tiempos se ha puesto de moda hacerse dilataciones, estirar el agujero más allá de lo razonable. Esto se puede hacer pero para ello debe hacers muy progresivamente y con material adecuado para ello como acero.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016