Excite

Cono el verdadero estilo vintage

Ha invadido los escaparates de todas las tiendas, las pasarelas de los más grandes, la ropa, los accesorios, los zapatos, la música... el estilo vintage está más de moda que nunca. De modo que ha llegado el momento de viajar atrás en el tiempo, seleccionar las épocas que más te inspiran y tomar apuntes de todo lo que veas para volver a nuestros días e ir la más moderna con las cosas más antiguas.

¿Que es vintage?

No es suficiente con que una cosa sea vieja o usada para que se convierta en vintage, tampoco adopta esta clase por ser de una época concreta. Lo vintage, es antiguo pero de alta calidad. Objetos y prendas de la clase alta, que tienen una cierta edad pero no pueden catalogarse como antigüedades.

El término vintage fue utilizado inicialmente por las bodegas para hablar de los vinos de sus mejores cosechas, antiguos y de muchísima calidad. En castellano se traduciria como retro o clásico y en la terminología enológica haría referencia al crianza.

En nuetro días, son muchas las estrellas que se han rendido a los pies del estilo vintage. Por eso, el auge de esta estética antigua se ha visto acrecentado por iconos mediáticos como Dita Von Teese, quien viste casi exclusivamente con prendas retro.

Pero, ¿por qué gusta tanto el vintage?

Se dice que la atracción por las prendas y objetos de este estilo derive de las siguientes razones.

  • Exclusividad: Si ya se hicieron pocas cantidades en su momento, menos son las que han llegado a nostros.
  • Calidad: Artículos de confección exquisita, bien hechos, generalmente de manera artesanal.
  • Materiales: que hoy tienen un precio imposible
  • Valor económico: Su valor aumenta según su época, el diseñador, su estado y en algunas ocasiones, puede influir incluso el hecho de a quién perteneció.
  • Historia: El consumidor vintage puro y duro, da mucho valor a la historia de cada prenda.
  • Coleccionismo: No todos quieren prendas vintage para usarlas o ponérselas, sino que muchos poseen auténticas colecciones privadas.
  • Acabado: Los detalles, elementos decorativos, todo ha sido realiado con una delicadeza y esmero que ya no se encuentra en la producción industrial de nuestros días.
  • Estilo: Y además de todo esto, la estética vintage está asociada a personas creativas y de gusto refinado.

La adaptación de lo vintage al bolsillo de todos

Pero todo lo que hemos visto anteriormente choca con la moda vintage que ha llegado a nuestros días. Ser vintage de los de verdad, de los de prendas exclusivas con historía, realizadas manualmente con un gusto exquisito, es muy complicado tanto por la búsqueda de estos objetos como por el coste de los mismos.

Por eso, como el estilo vintage se ha implantado en nuestras mentes, nos ha gustado y lo queremos, las grandes marcas han cogido la idea al vuelo. Y así, podemos encontrar en gigantes como Zara, HM, Massimo Dutti y demás, numerosas prendas vintage presnetadas en la última temporada. Prendas que han sido elaboradas de forma industrial, sin detalle y sin esmero y que por supuerto, no son exclusivas. Pero que estéticamente parecen sacadas del armario de nuestras abuelas.

De este modo, el estilo vintage de hoy, el de la calle, se consigue combinando estas prendas, incluso alguna que sean vintage de verdad, con otros elementos más modernos. Faldas lardas plisadas, de cintura alta, con camisetas de algodón de manga corta; bolsos antiguos de mano con looks modernos; etc.

Ser vintage

Sube las cinturas de tus faldas y pantalones, estrechando los camales de estos últimos. Recupera el monedero que usaba tu abuela para ir al mercado, el del click de bolitas. Busca algunas prendas de imitación vintage en las grandes tiendas. Y arriésgate combinando el estilo vintage con el moderno, las nuevas ideas con las viejas. Siéntete vintage pero moderna.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016