Excite

Cómo llevar los pañuelos portabebés

Cada vez está más de moda llevar a los recién nacidos dentro de los pañuelos portabebés. Existen muchas formas de llevarlos, en el regazo de lado, sentado o en la espalda. Las telas también son infinitas, desde las típicas telas de foulard hasta los prácticos pañuelos de telas elásticas, mucho más cómodos.

Las formas de llevar a tu bebé

Los pañuelos portabebés son extralargos para poder atarlos alrededor del cuerpo, aumentando la seguridad de tu bebé. También existen muchas formas de acurrucarlo dentro del pañuelo, pero la postura "ranita" es la más usada y la más cómoda.

Cómo adoptar la postura ranita con el pañuelo

Esta postura es muy fácil de adoptar y muy acertada para tu bebé. La cabecita va apoyada en el regazo, mientras la espalda mantiene su curvatura natural. Las rodillas y la cadera no se fuerzan. En esta postura el bebé se siente más seguro y protegido. Las piernas deben ir abiertas si el bebé no va forzado, si es así mejor probar otra postura más cómoda para él.

El pañuelo elástico

  • Para llevar el pañuelo elástico una de las formas más fáciles y cómoda es llevando los dos extremos primero hacia atrás, como si intentaras ponerte un escote palabra de honor.
  • Luego pasas por detrás uno de los extremos por encima del hombro y lo llevas hacia delante (como si fuera un chal)
  • Se hace lo mismo con el otro extremo, desde atrás hacia delante. Quedaría como un top palabra de honor, y por encima un chal. En la parte del "top" dejamos holgura e introducimos el bebé, acomodándolo hacia un lado.
  • Ambos extremos los cruzamos por debajo de su culito y los llevamos hacia atrás a la altura de la cintura.
  • Una vez atrás los volvemos a cruzar y los llevamos hacia delante donde haremos un nudo.
  • Acomodamos bien las tiras alrededor de la cabeza del bebé y de nuestros hombros hasta alcanzar una postura óptima para ambos.

Debemos asegurarnos de que el bebé va cómodo y seguro

A la hora de llevar a nuestros bebés en los pañuelos portabebés debemos asegurarnos que respire perfectamente y que su espalda y cabeza no queden forzadas. Si el bebé es demasiado pequeño (menos de 4 meses) no debemos llevarlo demasiado pegado. A estas edades apenas tienen fuerza en la cabeza y una mala postura puede asfixiarlo. En el mercado encontraremos varios modelos muy seguros, que además siguen las últimas tendencias.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016