Excite

Vestidos de Blanco 2011: lo mejor de la colección

Lo vintage no ha muerto y este estilo se hace presente en la colección de vestidos de Blanco 2011. La marca apuesta por un vestido idóneo para cada momento del día y para cada tipo de mujer.

Los vestidos de Blanco 2011 más populares para ir a trabajar, son los que se componen de dos partes bien diferenciadas: falda y camiseta. Sin embargo, el secreto radica en que ambas partes conforman una sola prenda. Las flores y los estampados psicodélicos con toques indie son lo más representativo de las prendas que Blanco prepara para las fans más acérrimas.

Para la noche, la gama de colores se debate entre el rojo pasión y el azul eléctrico y apuesta por los escotes corazón en vestidos palabra de honor. Los colores malva y las rayas se materializan en vestidos cortos con escote cuadrado.

Las que prefieren un look a caballo entre lo vintage y romántico tienen un must al alcance de su mano: los vestidos de cintura ceñida con cinturones estrechos son la principal insignia en los vestidos de Blanco 2011.

Blanco no renuncia a alimentar el fondo de armario de sus clientas más clásicas y fieles a las prendas atemporales. Por ello, cada año apuesta por los vestidos de corte inspiración años 50 renovando los coloridos, el cuello, la manga. Son pequeñas variaciones que hacen de cada prenda un tesoro único.

De todas formas, esta variada colección tiene unos precios muy económicos. No hay una cantidad estándar porque cada vestido posee unas características pero es posible encontrar auténticas preciosidades desde 14,99 €. Seguramente, lo que más atrae a la clientela de Blanco, es que no requiere una cuenta corriente demasiado boyante para seguir las tendencias de la moda.

Influida por las tendencias de la pasarela y de la alta costura, los vestidos de Blanco 2011 representan una síntesis perfecta del estilo y la moda en estado puro. Las que prefieren no arriesgar e ir a lo de siempre, podrán seguir en esa línea gracias a los vestidos de tirante ancho y alegres estampados. Las amantes del black & white no deben perder detalle y atreverse a combinar el look con complementos llamativos como pendientes de aro, collares dorados o pasadores florales para el pelo. El estampado de flores, rayas y formas rocambolescas es una constante en cada prenda de la colección.

Blanco es fiel a su estilo originario y, a pesar de seguir las directrices de cada temporada, siempre "cuela" en sus nuevas colecciones los clásicos vestidos con "print" animal. Es curioso observar la perfecta combinación entre el corte más puntero de la prenda y el clásico estampado de cebra o leopardo que tanto caracterizan a la firma.

Indudablemente, los vestidos de Blanco 2011 son la representación perfecta de todo lo que busca la mujer moderna, actual, casual y amante de la moda. Sin olvidar el punto vintage que tan de moda está.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016