Excite

Un repaso a los vestidos históricos del cine

La historia del cine nos ha regalado a lo largo de los años no solo escenas míticas que muchos tenemos grabadas en la retina, sino también innumerables looks y vestidos de ensueño para los amantes de la moda. Y es que Hollywood no escatima en gastos ni para el vestuario, convirtiéndose en una pasarela por la que han desfilado los modelos de los mejores diseñadores. Repasamos los vestidos históricos más importantes del cine.

    YouTube

Los clásicos del cine

Sin duda, si hay un vestido en la historia del cine que todos recordamos ese es el famoso traje blanco que lució Marilyn Monroe en La tentación vive arriba. Un vestido muy sexy con una amplia falda de pliegues y recogido tras el cuello que jugó una mala pasada a Marilyn al pasar sobre la rejilla del metro. Un vestido íntimamente ligado a una de las escenas legendarias del cine que fue recientemente subastado por la cifra récord de 4'6 millones de dólares.

Si mítico es el vestido blanco de Marilyn Monroe, tampoco es menos el elegante vestido negro sin mangas que lució Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes. Un diseño de Gyvenchy que fue subastado en 2006 por la nada despreciable cifra de 700.500 euros.

También de Audrey Hepburn es nuestro tercer favorito entre los vestidos históricos del cine. Un impresionante modelo blanco envuelto en un lazo de rayas y coronado con una enorme pamela a conjunto que la estrella del cine lució en My Fair Lady durante su presentación en el hipódromo.

La siguiente parada obligatoria es el Titanic de James Cameron, donde Kate Winslet luce una colección de impresionantes vestidos que valieron un Oscar para el vestuario de la película. El más destacado, por supuesto, es el elegante vestido de fiesta granate cubierto de gasa con pedrería con el que Rose pretendía lanzarse al mar.

El cine de los últimos años

Mucho más reciente es el espectacular vestido de novia de Carrie Bradshaw, interpretada por Sarah Jessica Parker, en la película de la popular serie de Sexo en Nueva York. Un desfile infinito de modelos de los más variados diseñadores entre los que destaca esta obra de Vivienne Westwood que arrasó en su lanzamiento al público.

Por último, un modelo más informal y accesible aunque no por ello menos destacado es el vestido con el que Julia Roberts acude al partido de polo en Pretty Woman. Un diseño sin mangas en color café con lunares blancos que si bien no es el más elegante que lució en la película si ha sido uno de los más recordados e imitados por los diseñadores en sus colecciones posteriores.

    YouTube

Otros looks

Además de los numerosos vestidos históricos, la industria del cine ha servido para crear tendencia en cuanto a moda se refiere. Algunos de los ejemplos más notables han sido el mítico bikini blanco de Ursula Andress en la película de James Bond o el atrevido look de Olivia Newton-John en Grease que marcó una época.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016